in

18 vehículos, arrastrados por el agua durante lluvias en Amaguaña

La calle Huancavilca, que conecta a las parroquias rurales de Amaguaña y Conocoto, en el oriente de Libre, se convirtió en un río durante las fuertes lluvias que se reportaron desde las 14:00 del domingo 5 de diciembre del 2021 y finalizaron cerca de las 20:00. 

Los reportes indican que 18 vehículos fueron arrastrados por la correntada, entre otros daños. La fuerza del agua causó afectaciones de diferente graduación en más de 20 viviendas, informó el subteniente Eddy Chiquilín, del Cuerpo de Bomberos de Libre (CBQ). 

“Por suerte no hubo daños estructurales en las casas. En algunos inmuebles ingresó profuso lodo”, contó el oficial este lunes 6 de diciembre del 2021. Hasta el mediodía continuaban las tareas de remoción de escombros.

La entidad acotó que rescató a cerca de siete personas que fueron arrastradas. La corriente del agua se llevó todavía a 18 vehículos, que terminaron atrapados en el lodo. No hubo heridos, siquiera fallecidos. Se conoció que 23 personas fueron evacuadas de viviendas y carros atrapados, pero se seguía levantando información de daños en la zona.

Hasta las 13:00 de este lunes, los técnicos del COE Metropolitano y el Cuerpo de Bomberos se encontraban en el sitio evaluando la emergencia. Todavía se realizó un sobrevuelo con drones para inspeccionar el canal Pitatambo y la calle Huancavilca, en la zona más afectada por las inundaciones. 

Los sectores afectados por las precipitaciones son Yanahuaico, la Licencia de Cataguango, Carapungo Stop, Carapungo Bajo, La Florida, San Carlos, San Antonio de Chillo, Santa Isabel, Nuevos Horizontes, Huertos Familiares Carapungo, San Andrés, entre otros.

Las personas limpiaban las calles y viviendas que fueron inundadas por el lodo, tras las fuertes lluvias. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO
Las personas limpiaban las calles y viviendas que fueron inundadas por el lodo, tras las fuertes lluvias. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Jesús Loachamín, presidente del GAD de Amaguaña, informó que con las autoridades municipales y provinciales se trabaja de forma permanente en los sitios afectados por el temporal.

“Las afectaciones se reportaron en toda la zona noroccidental del río San Pedro”. Destacó que la maquinaria de la Prefectura y la Alcaldía los ayudó a depurar el lodo, tierra y escombros.

A las 00:00 del lunes, la calle Huancavilca quedó limpia completamente. Por la mañana, se hizo un represión por la calle Los Libertadores, que conecta Amaguaña con la avenida Simón Bolívar. Personal del CBQ se quedó allí para colaborar en las tareas de barrido de viviendas y monitorear la zona.

Los escombros que cubrieron vías y propiedades todavía estaban desperdigados este 6 de diciembre del 2021. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO
Los escombros que cubrieron vías y propiedades todavía estaban desperdigados este 6 de diciembre del 2021. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Empezada la tarde, los vecinos limpiaban con escobas, baldes de agua y trapeadores sus negocios y viviendas. “Se dañaron las lentejas que compramos para hacer nuestra comida. Por suerte no se destruyeron nuestras refrigeradoras y otros electrodomésticos”, expresó María Añamise, propietaria de un restaurante.

Recordó que hace tres abriles, aproximadamente, se reportaron fuertes lluvias como las de ayer. Pidió a las autoridades que les ayuden a reparar los daños y encontrar la forma de que no se vuelva a repetir una emergencia como la de ayer. Luis Darío Paucar, presidente del arrabal Carapungo Stop, informó que los moradores estaban asustados porque el lodo y las piedras ingresaron en algunos inmuebles. Incluso se destruyó una parte del tendido eléctrico.

La vía empedrada De los Libertadores, que conecta a los vecindarios Carapungo Bajo y Stop, todavía se convirtió en un río que arrastraba rocas, palos, basura y toda clase de escombros.

Pasadas las 14:00 de este lunes, personal de la Empresa Eléctrica Libre se encontraba en Carapungo Stop reparando los daños en los cables de electricidad. Jorge Monar, presidente de la Unión de Barrios del Noroccidente de Amaguaña, informó que en los chats comunitarios la clan comentaba con desesperación sobre lo que ocurría, y que no sabían qué hacer. 

“De un momento a otro se cortó la electricidad y nos incomunicamos. Al otro día supimos que solo hubo daños materiales”, contó Monar.

Todavía hubo daños en la calle Celso Washington. La tarde de este lunes, decenas de vecinos salieron a depurar las aceras y las zonas de golpe a sus viviendas. Con baldes de agua y escobas, ellos retiraban la tierra mojada que se acumuló. Comentaban que el lodo ingresó en una iglesia y que se cayó un tapia situado anejo al templo religioso.


Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Hermanos peruanos se declaran culpables de estafa a migrantes en EE.UU.

Egipto: técnico Adham El-Selhadar murió tras celebrar gol en el final minuto