in

Airbus percibe signos de que las aerolíneas empiezan a emerger de la crisis

Airbus, que en las últimas semanas ha recibido un desbordamiento de pedidos de aviones, ve signos de que las aerolíneas están resurgiendo de la crisis, aunque la recuperación se centre por ahora en las líneas de corto repaso y la variable ómicron puede implicar nuevas restricciones.

Su maestro delegado, Guillaume Faury, considera en una entrevista publicada este domingo, 19 de diciembre del 2021, por Le Journal du Dimanche, que esos contratos “son un signo válido” en un momento en que “las compañías aéreas empiezan a emerger de la crisis y a preparar el futuro”.

Faury hace notar que la renovación de las flotas constituye un factor “determinante” para que las aerolíneas puedan ceñir sus emisiones, y esa es precisamente una de las tendencias a las que van a tener que ajustarse en los próximos abriles.

El pasado jueves, el fabricante aeronáutico europeo ganó una doble batalla frente a su perdurable rival, Boeing, al hacerse con dos encargos de clientes habituales del colección estadounidense.

Primero fue la aerolínea australiana Qantas la que anunció que tiene intención de comprar 40 aviones Airbus de sus familias de pasillo único A320 y A220 y además de formalizar opciones de transacción por otros 94 aparatos para reemplazar en un plazo de más de diez abriles los Boeing 737-800 y los Boeing 717 que utiliza actualmente en su red interior.

Pocas horas a posteriori, el colección Air France-KLM presentó un encargo de 100 aviones de la comunidad A320 de Airbus, que se acompaña de una carta de intenciones por otras cuatro aeronaves en lectura de carga del maniquí A350.

Pese a todo, Faury insiste en mostrarse prudente porque la situación “sigue siendo frágil, como lo muestran las nuevas restricciones y la variable ómicron”.

Adicionalmente, aunque el sector empieza a dejar a espaldas el choque de la pandemia, hace hincapié en que en los próximos abriles habrá nuevos retos como son el aumento de la cadencia de producción y la descarbonización de la actividad.

De hecho, preguntado sobre sus prioridades para 2022, el maestro delegado de Airbus replica en primer sitio persistir el objetivo de cero emisiones porque es consciente de que “si no conseguimos resolver este problema, las presiones sociales y reglamentarias van a ser cada vez más válido”.

Por el contrario, si se obtienen resultados, “el avión se convertirá en el modo de transporte ideal”.

Airbus está embarcado en una serie de proyectos de investigación para disminuir las emisiones de dióxido de carbono, y en particular el avión de hidrógeno, que calma que pueda ser una sinceridad en el horizonte de 2035.

Sobre los problemas de aprovisionamiento en componentes que sufren otros sectores industriales, Faury explica que las manufacturas aeronáuticas trabajan con volúmenes relativamente reducidos y se organizan en profundidad para detectar cualquier problema.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Las restricciones por COVID-19 crecen en el mundo y aumenta la presión sobre los no vacunados

La presidenta de la Constituyente chilena pide el “fundamental” respaldo del nuevo presidente