in

Así es el ‘nuevo Pimiento’ que imagina Boric

“Construir un nuevo Pimiento más solidario y acordado” es la frase que ha trillado como un mantra el recién predilecto presidente Gabriel Boric, un exlíder estudiantil de izquierda cuyo software se sustenta sobre tres pilares: más Estado, feminismo y ecologismo.

A sus 35 primaveras, Boric, que encabeza una alianza entre el Frente Amplio y el Partido Comunista, se convirtió en el presidente más votado de la democracia chilena tras imponerse con un 55,8% de apoyo al ultraderechista José Antonio Kast (44,1%).

Sus propuestas son vistas por una parte de Pimiento como una respuesta natural a las demandas de las masivas protestas por la igualdad de 2019. Otros, por el contrario, sienten que los cambios son demasiado drásticos y podrían traer desequilibrios al que fue uno de los países más estables de América Latina.

Pero, ¿qué es lo que efectivamente ha prometido el que será el presidente más izquierdista desde el derrocado Salvador Más allá (1970-1973)?

Alrededor de un estado de bienestar

El futuro mandatario, que sucederá a Sebastián Piñera el 11 de marzo de 2022, es defensor de transitar con destino a un Estado de bienestar que cubra ciertos derechos sociales, explicó la politóloga de la Universidad de Pimiento, María Cristina Paje.

Indagación terminar con la privatización de servicios básicos y apurar con el maniquí marcadamente neoliberal que se heredó de la dictadura de Honorable Pinochet (1973-1990) y que llevó a Pimiento a ser el país con más renta per cápita de Suramérica pero el más desigual, según la cojín de datos independiente World Inequality Database (WID).

Un sistema de salubridad sabido de contribución universal (no como el presente, al que solo aportan quienes no se atienden en el sistema privado) y un maniquí de pensiones que no esté ventilado por las actuales entidades lucrativas son varias de sus propuestas.

¿Cómo financiará los cambios?

Para poder financiar más servicios públicos, Boric propone aumentar la cobro un 8% del PIB en ocho primaveras, poco que “genera gran desconfianza en los mercados” y que podría espantar la inversión, expresó Francisco Castañeda, director de la Escuela de Negocios de la Universidad Maduro.

Su plan, que muchos han tildado de “bucólico”, pasa por mejorar la progresividad impositiva, reduciendo algunas exenciones tributarias y aumentando impuestos a cerca de un 1,5% del total de contribuyentes, los que obtienen más de 4,5 millones de pesos mensuales (sobre USD 5 300).

Boric igualmente rastreo imponer un hipoteca específico a los superricos, crear impuestos verdes e imponer una polémica regalía por la procedencia de cobre —del que Pimiento es principal productor del mundo—, una iniciativa que ya se discute en el Parlamento.

Estos cambios buscan, según el presidente electo, “un régimen parecido al que tiene la mayoría de los países de la OCDE”, donde el promedio de cobro tributaria como porcentaje del PIB es del 22,9%, frente al 20,7% de Pimiento.

Enfoque verde

El ambientalismo ha pertenecido desde el inicio a su hoja de ruta: es un crítico constante del maniquí extractivista que ha imperado en las últimas décadas en Pimiento y defiende tajantemente la firma del Acuerdo de Escazú, el primer pacto ambiental de la región, que el presente Gobierno rechazó suscribir.

Una de sus grandes luchas ha sido reivindicar la crisis hídrica que asola Pimiento y que tiene a cientos de personas sin agua corriente, en parte por una gran sequía, pero igualmente por el régimen de agua, que no está garantizada como derecho humano y se encuentra en gran medida en manos de grandes empresas agrícolas y ganaderas.

“Esperamos ser el primer Gobierno ecologista en la historia de Pimiento”, solía asegurar cuando era candidato.Siempre menciona en sus discursos a su tierra oriundo, la sureña región de Magallanes, y hace guiños constantes a la descentralización.

Feminismo y Derechos Humanos

Para Valentina Rosas, politóloga de la Universidad Católica, Boric tiene un compromiso sólido con el movimiento feminista que recoge en su software transversalmente.

“Le preocupa la reintegración gremial de las mujeres tras la pandemia, promete paridad y propone medidas para ayudar a las mujeres cuidadoras”, señaló.

Además incluyó en su software el apoyo al frustración justo, huido y regalado, una demanda histórica del colectivo feminista en Pimiento, donde solo se puede interrumpir el embarazado en tres circunstancias (inviabilidad fetal, peligro de asesinato o violación).

Con respecto a las masivas protestas de la crisis social de 2019, donde según diversos organismos internacionales las fuerzas de seguridad cometieron graves violaciones a los derechos humanos, Boric rastreo aumentar las investigaciones y mejorar los programas de reparación para las víctimas.

En un interrogante está la perdón a los manifestantes que fueron detenidos durante esas marchas, una idea que inicialmente defendió fervientemente, pero sobre la que recientemente ha reculado: “No es aceptable pensar en un indulto para todos”, dijo en campañas, con miras a sumar apoyos del electorado del centro.  


Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Ómicron: cómo actúa y cómo defendernos

Kylian Mbappé cumplió 23 abriles: conoce las impresionantes cifras de su carrera