in

Delincuentes, lo merecen

La violenta muerte de casi 80 personas privadas de la libertad en los mega centros carcelarios del país provocó una diversidad de reacciones. La mayoría de los mensajes eran de horror, de estupor. La forma cruel de las muertes, el festejo de los asesinos, el paroxismo de la maldad, los cuerpos decapitados, desmembrados, mutilados vivos. Pero muchas personas mostraron alivio y, en cierta forma, justificaron lo sucedido.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Viviendas ubicadas en Solanda, sur de Quito, afectadas por la construcción del Metro

Laura Pausini gana el Globo de Oro a la mejor canción de un filme por Io Sì