in

Esperanza | El Comercio

En un anochecer, Jesús y sus discípulos cruzaban el Mar de Galilea. Se levantó entonces una fuerte tempestad y las olas entraban en la barca, de manera que la barca estaba hundiéndose. -Jesús estaba en la popa, durmiendo sobre el cabezal, y lo despertaron diciéndole: -Maestro, ¿no te importa que nos hundamos? Él se levantó, ordenó calmarse al viento y dijo al lago: -¡Cállate, enmudece! El viento amainó y vino una gran calma. Y a ellos les dijo -¿Por qué son tan cobardes? ¿Todavía no tienen fe? (Marcos,4: 35-40).

Nos hallamos en medio de una tormenta. El mal se ha convertido en pan de cada día. Nos movemos en medio de la banalidad del mal. Las mafias encarceladas se matan entre sí con precisión de tiempo y de lugar. Acusamos al presidente Lenin Moreno por su incapacidad de manejar prisiones y mafias, sin ir a la raíz de esta maldición. Los indígenas llegados a Quito respaldan al candidato Pérez en el reclamo de una amplia revisión de actas y votos; sin embargo, los indígenas duros, más cercanos a la violencia, juegan al ratón y al gato con Yaku: para ellos Yacu (agua) no es Yacu sino Yanayacu (agua negra). El candidato Arauz visita el infierno de Washington y pacta con el diablo rubio en un acto de engaño encantador. Tribunal de Cuentas y Fiscalía intervienen a deshora y aumentan la sensación de caos. Y el Partido Social Cristiano hace una desconcertante propuesta. Caos perfecto. Como telón de fondo, el paralelismo siniestro entre las cárceles del correato, las escuelas del milenio y el Ministerio de Educación estructurados como una gran Prisión Monolítica en un país tan diverso y en una cultura popular tan variada, ajena esta pluricultura, a la rigidez de una educación que lejos de liberar el pensamiento y la creatividad, los ha domesticado por siglos.

La verdad nos hará libres. Tengamos fe en ella. ¿Quién atrajo a las mafias? Rafael Correa. ¿Quién las acuna? La Constitución de 2008. ¿Quién ha vuelto el sistema electoral un pandemonio? El correísmo y la 2008. En la última matanza acusamos al Presidente, y olvidamos de que Correa y 2008 son los causantes de que Ecuador esté así. Esperemos que el candidato Guillermo Lasso vaya a mostrarse más cercano y afectuoso con la realidad de niñas embarazadas, niños violados en el seno familiar por los propios padres, tíos y abuelos. Queremos verle como una esperanza para la juventud de hoy y de mañana, más profeta y líder, menos moralista.

La barca “Ecuador” hace agua por los cuatro costados: salud, educación, economía y crimen organizado. Propongo al Consejo Electoral que organice cuatro debates de una hora cada uno entre Andrés Arauz y Lasso (o Yaku Pérez si este sale segundo) los domingos 7, 14, 21 y 28 de mazo sobre Salud y Vacunas, Economía, Educación y Cárceles. Además, que quien pregunte sea un profesional en el campo respectivo. Estos debates dirán al viento: Cálmate; y al lago: Cállate. Y que se toque la Sinfonía Pastoral. Erónica.

[email protected]

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Detienen al responsable de feminicidios que conmocionaron oeste de Venezuela

Teatro Contigo acerca el teatro virtual a personas con discapacidades desde el Ecuador