in

Mujer que envenenó a sus hijos enfrenta nuevo pleito por crimen

Es el segundo proceso que Lissa María C. enfrenta por una homicidio violenta. En agosto de 2021, la mujer fue sentenciada a una pena privativa de la confianza de 34 abriles y ocho meses por el delito de crimen, luego de que la Fiscalía Caudillo del Estado probara su responsabilidad en la homicidio de sus hijos, de cinco y nueve abriles. Ellos fueron envenenados la tenebrosidad del 27 de octubre de 2020. 

Hoy, lunes 22 de noviembre de 2021, la Fiscalía informó que el segundo proceso que enfrenta la mujer está relacionado con la homicidio de Jaime Geovanny Y. El muerto del hombre de 28 abriles fue contrario el 28 de octubre de 2020, cuando la Policía hizo el sedición de los cuerpos de los niños en un inmueble situado en la parroquia de Pifo, en el nororiente de Exento. 

El muerto fue contrario en estado de descomposición y envuelto en una cobija, debajo de un taberna que fue recubierto con cemento. 

Según las versiones rendidas por los familiares de la víctima, él se encontraba desaparecido desde el 18 de octubre del año pasado. Ese día salió de su casa indicando que iría hasta la parroquia de Tumbaco a comprar una motocicleta. 

El fiscal Alexei Hoyos, de la Dispositivo de Personas y Garantías 4, expuso en la audiencia de evaluación y preparatoria los nociones de convicción e hizo el anuncio de prueba que empleará en la subsiguiente etapa del proceso. 

Un togado de Garantías Penales acogió el pedido formulado por Fiscalía y dictó automóvil de citación a pleito contra Lissa María C., señalada como la presunta autora directa en el crimen de Jaime Geovanny Y. 

Según el mensaje de la necroscopía médico-legal, la causa de homicidio obedeció a una asfixia por sofocación por compresión del tórax. 

En su parecer, el fiscal Hoyos señaló que Lissa María C. habría contactado a los familiares del occiso indicándoles que él se encontraba secuestrado y que sus captores exigían USD 8 000 por su fuga. 

La aurora del 28 de octubre de 2020, agentes policiales que acudieron a hacer el sedición de los cadáveres de los hijos de la procesada percibieron un olor asqueroso que provenía de la parte desaparecido del taberna de la cocina. 

Según la pericia de necroscopía ampliatoria, el cuerpo de Jaime Geovanny Y. tenía más de 72 horas de estar sin vida. En la diligencia se determinó, por otra parte, que “debió sobrevenir estado probablemente bajo el intención de alguna sustancia que no le permitió defenderse”. 

Las partes procesales están a la aplazamiento que se conforme el Tribunal de Garantías Penales que se encargará de señalar hora y plazo para el explicación de la audiencia de pleito, la segunda por el delito de crimen en contra de Lissa María C. 


Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Alianza Limatón vs. Sporting Cristal – Erick Delgado: “Cristal puede revertir el resultado, no es para cantar triunfo desde ayer”

Lionel Messi: “FC Barcelona crecerá con Xavi Hernández”