in

Nicaragua solicita su salida de la OEA

Nicaragua se convirtió este 19 de noviembre del 2021 en el segundo país, a posteriori de Venezuela, en solicitar la salida de la OEA, y lo hizo una semana a posteriori de que la Asamblea Militar del organismo considerara que las elecciones en las que Daniel Ortega se impuso para un botellín mandato “no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legalidad democrática”.

El representante de Nicaragua en el organismo continental, Arturo McFields, fue el encargado de entregar al secretario caudillo, Luis Almagro, la misiva con la que su Gobierno denuncia la Carta de la Ordenamiento de Estados Americanos (OEA), el documento fundacional de 1948.

El Ejecutante nicaragüense, que en febrero de 2017 firmó un memorando de entendimiento con la OEA con el fin de acorazar la institucionalidad electoral en Nicaragua de acuerdo a los estándares regionales y buenas prácticas, tomó esa intrepidez a posteriori que 25 países de América aprobaran una resolución que tachó de “ilegítimo” el proceso en el que el líder sandinista fue reelegido.

Managua, que mantuvo conversaciones con la OEA hasta mediados de 2019 sobre ese memorando, señaló en la carta entregada a Almagro que se trataba de una intrepidez soberana y digna de Nicaragua delante las reiteradas injerencias de dicho organismo hemisférico en los asuntos internos de nuestro país”.

Alegó, adicionalmente, que tomó su intrepidez basada en su Constitución y en la petición de los otros tres poderes del Estado: Constituyente, Procesal y Electoral, que instaron a Ortega denunciar la Carta de la OEA por rehusar la legalidad de las recientes elecciones.

Elecciones, el detonante

La medida fue adoptada a posteriori de que los países integrantes de la OEA aprobaran en la Asamblea Militar celebrada del 10 al 12 de noviembre pasados una resolución de condena al país centroamericano por las elecciones del 7 de noviembre.

Esos comicios se destacaron por la marcha de siete potenciales candidatos a la Presidencia de la concurso que fueron encarcelados previo a las votaciones acusados de “traición a la país”, entre ellos la independiente Cristiana Chamorro, favorita en las encuestas.

Incluso por la aniquilación de tres partidos opositores, la derogación de la observación electoral, discrepancias sobre el nivel de privación, y una serie de leyes que restringieron la décimo en el proceso.

Ortega, de 76 primaveras y que retornó al poder en 2007, fue reelegido para su botellín mandato de cinco primaveras y cuarto consecutivo, anejo con su esposa Rosario Murillo, como vicepresidenta, en esos comicios que no han conseguido el registro de la mayoría de la comunidad internacional.

Por otra parte de la OEA, la Unión Europea, y una parte del resto de la comunidad internacional rechazaron las elecciones de Nicaragua.

Por el contrario, entre los países que han felicitado a Ortega por su reelección se encuentran sus aliados de Bolivia, Corea del Finalidad, Cuba, Irán, Palestina, Rusia, Siria, Venezuela y Vietnam.

Venezuela apoya a Nicaragua y EE.UU. la tilda de “dictadura”

El Gobierno venezolano de Nicolás Sensato, asociado de Ortega, se convirtió en el primer país en apoyar la salida de Nicaragua de la OEA, una intrepidez que consideró como “legítima” y “necesaria”.

Venezuela se convirtió en abril de 2017 en el primer país en la historia de la OEA en solicitar su salida, proceso que quedó truncado en abril de 2019 a posteriori de que el organismo no reconociera, en enero de ese año, el segundo mandato de Sensato (2019-2025) y se sumó a los países que respaldaron al líder contrario Juan Guaidó como presidente suplente de Venezuela.

En tanto, EE.UU. retraso que Nicaragua regrese a la OEA, pero no como “dictadura”, dijo a Efe el encargado de Latinoamérica y el Caribe en la Casa Blanca, Juan González. Por lo pronto, según el canciller nicaragüense, Denis Moncada, Nicaragua está “dando por terminado el vínculo” con la OEA.

En una comparecencia de prensa desde la Cancillería, en Managua, Moncada explicó que, por instrucción del presidente Ortega, envió la comunicación a Almagro en la que denuncian la Carta de ese organismo, con la que, ratificó, “nos estamos desligando de la OEA”.

La salida de Nicaragua de la OEA tardará dos primaveras en ser efectiva, según la carta que rige a este organismo creado en 1948 y que tiene su sede en Washington.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Brasil sobrepasa los 22 millones de casos de la COVID-19

Inquietudes nacionales – El Comercio