in

Niños en vulnerabilidad no acceden a la prevención contra covid-19

Los estudiantes regresaron a clases presenciales en la Mecanismo Educativa Dolores J. Torres, en Cuenca. Pero los hermanos Sully, de 11 primaveras, y Dylan, de 12, siguen en la virtualidad porque no están vacunados contra el covid-19.

Nadie les prohibió retornar, pero dicen que irán luego de vacunarse y no saben en qué tiempo. Desde hace cuatro meses viven con su abuela, porque su mamá migró a EE.UU. y su padre falleció.

Dylan vive en una comunidad de la parroquia rural de Turi y dice que su abuelita no entiende nulo sobre la prevención. “Yo quiero ir a la escuela porque con la maestra en el cátedra aprendo mejor”. Actualmente reciben apoyo pedagógico de balde para nivelarse.

Ellos son parte de los niños que viven en situación de vulnerabilidad en Ecuador y que no acceden a la vacuna por la migración de sus padres, trabajo de niño, pobreza, desaseo o descuido de escolarización.

Según el Vacunómetro del MSP, hasta el sábado 702 455 niños de 5 a 11 primaveras no recibían la vacuna anticovid-19, el 30% de esta población objetivo. En esta misma situación están 320 709 chicos de 12 a 17, el 16%.

Quienes están en los quintiles de pobreza extrema tienen menos posibilidad de aguantar a sus hijos a puntos de inmunización, señala una averiguación del Instituto Franquista de Estadística y Censos que incluyó preguntas de la prevención.

2,6 millones de habitantes, principalmente de la zona rural, como Dylan y Sully, viven en extrema pobreza. Ellos desconocen los beneficios de la vacuna, explica Francisco Pérez, subsecretario Franquista de Vigilancia de la Sanidad Pública.

Otro número que incide, según la averiguación, es el miedo a que la vacuna no sea segura o la desinformación. Así lo cree Esperanza Yankur, quien aún no vacuna a sus cinco hijos en Taisha, Morona Santiago. “Nos dio el virus y nos curamos”, dice.

Frente a esta situación, señala Pérez, aplican equipos de respuesta rápida. Son brigadas de toma de muestras y prevención en 95 parroquias con bajos niveles de prevención.

En esa índice están parroquias de Morona Santiago, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos, Guayas y Pichincha, Sucumbíos, Orellana y Napo. Para esto se apoyan en los líderes comunitarios que conocen la verdad de las familias.

En las ciudades de incorporación movilidad como Libre, Guayaquil y Cuenca desplazan brigadas a centros comerciales y mercados, donde hay vendedores ambulantes con sus niños.

Encima planifican conseguir a los planteles educativos que están activados y reanimar las campañas de información sobre el peligro del virus y los beneficios de la prevención.

Astolfo, de 12 primaveras, vive en el cantón cañarense de El Tambo. No estudia porque su clan no tiene capital y siquiera se ha vacunado. “Entre semana le ayudo a mi padre en el oficio de la construcción”.

Pérez explicó que para cubrir a la población que no puede asistir de lunes a viernes se aceleró la campaña masiva los fines de semana. Son 500 puntos en todo el país y la meta de los últimos dos días era aplicar 200 000 dosis, 30 000 de ellas a menores de antigüedad.

Pero Dylan y Sully no tenían quién los lleve al punto más cercano y esperarán que llegue una regimientos a su parroquia. Pérez señaló que el MSP está internamente del plazo para alcanzar el 85% de niños y adolescentes inmunizados para un retorno seguro a clases presenciales.

Según las autoridades, no hay una crisis de contagios en menores, pese a que más de dos millones ya asisten a clases (en el país hay 4 309 139 estudiantes). Por ahora, a la semana hay un promedio de cinco contagios en menores de 5 primaveras y 60, de entre 6 y 17 primaveras. La mayoría es asintomático y se detecta por el contacto con un adulto que dio positivo.

Antaño, en la época más crítica, sobrepasaban los 1 000 contagios semanales en menores, dice Pérez. “Tenemos vigilancia activa y es importante que los niños se vacunen para rodear los riesgos por la Ómicron”. Mientras tanto, Dylan se sigue cuidando con el uso de la mascarilla cuando sale de casa.


Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

51 000 dosis se aplicaron en el segundo Vacunatón

Contradicciones por el Pico y placa