in

Pachakutik ganó espacio político a pesar de disputas internas

El parque El Arbolito, en el centro-norte de Quito, es un escenarios histórico de las concentraciones indígenas. El viernes 27 de febrero del 2021, temprano, llegaron al sitio Sara Perugachi, de 53 años, y Aurelio Chacha, de 48.

Yaku Pérez, presidenciable de Pachakutik, hizo una convocatoria para ir al Consejo Nacional Electoral (CNE) y esperar el pronunciamiento sobre la objeción de 27 767 actas con supuestas inconsistencias.

Pérez logró el tercer puesto de la primera vuelta y habla de un supuesto fraude, por lo que insiste en el recuento de votos.

El viernes por la noche, el CNE autorizó el recuento, pero solo de 31 actas en las que se detectaron inconsistencias numéricas y falta de firmas. El resto no cumplió los requisitos legales.

Aurelio arribó a la concentración matutina desde la comunidad Kindiwa, en Guaranda. Evita hablar de divisiones, pero enfatiza que “las fuerzas están en las bases”.

Sara es del pueblo Kichwa- Otavalo. Llegó a Quito cuando era niña, vivió en Europa 21 años y ahora reside en el valle de Los Chillos. No pertenece al movimiento ni a las bases, pero sí percibe que hay división. “No es de ahora, por alguna u otra cosa siempre ha pasado”.

Las diferencias entre las autoridades del sector político, Pachakutik, y el brazo social, la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), se hicieron evidentes estos días.

En las marchas que hubo en Quito no acompañaron a Pérez ni Jaime Vargas, presidente de la Conaie, ni Leonidas Iza, titular del movimiento Indígena de Cotopaxi (MICC).

Ambos dirigentes fueron protagonistas de la revuelta de octubre del 2019 y pugnaron por ser los candidatos presidenciales del grupo.

“Ellos (Iza y Vargas) no han trabajado por el movimiento Pachakutik, han trabajado por Arauz”, señaló Marlon Santi.

El titular del MICC niega esas acusaciones y dice que hizo campaña por la Lista 18 en Imbabura, Cayambe, Bolívar, y Cotopaxi. Señaló que “desde la coordinación del recuento” se le pidió que no suba a Quito.

“Jamás trabajaré por otro movimiento, a punta de chisme quieren convertirme en correísta, no me he reunido con Andrés Arauz”, mencionó Iza.

Pérez asegura que las bases del movimiento indígena lo respaldan. “Por eso llegamos a tener 27 asambleístas, histórico, más del 19% de votación a la presidencia, con una campaña totalmente austera”.

El exprefecto de Azuay dice que son la segunda fuerza política del Ecuador. Según datos del INEC, algo más del 8% de la población se autoidentifica como indígena en el país. Pachakutik no es una tienda indigenista, sino pluralista e integradora, reflexionó Santi.

Salvador Quishpe, asambleísta electo de la agrupación, pide que Vargas “diga claramente con quién está” y reconoció que tendrán que delinear con las bases sus líneas de acción en el Legislativo.

Pachakutik y la Conaie preparan un congreso y una asamblea, respectivamente, para definir los ejes programáticos con los legisladores. Advierten que las alianzas deben salir de decisiones colectivas, y estas serían con movimientos del centro a la izquierda.

Ya hubo un acercamiento con la Izquierda Democrática, que tiene 18 curules.

Joel Abad, asambleísta electo por Cañar, sabe que serán un bloque clave y adelantó que barajan el nombre de Quishpe para postularlo a la presidencia de la Asamblea.“No conversaremos con Unes, ya sabemos cuál es su posición”.

Paro nacional

Tras el anuncio del CNE de dar paso al recuento de votos en 31 urnas, la Ecuarunari iniciará un paro de forma progresiva y se ejecutará, en cada uno de sus territorios. Ese fue el anuncio realizado ayer por el presidente de esa agrupación, Carlos Sucuzhañay.

Una de las principales acciones es el cierre de vías como ya ocurrió el pasado viernes , en la parroquia cuencana de Tarqui y en el cantón lojano de Saraguro. Así, se interrumpió el tránsito vehicular desde Azuay hasta Loja y El Oro.

Sucuzhañay dijo que se trata de una movilización permanente. Al ser consultado si habrá una movilización hacia Quito, él reiteró que la principal acción será el cierre de vías.

Actas objetadas

Diferencia de votos
En 20 534 actas de 4 dignidades se reclamó diferencias de electores, algo que no está en la Ley.

Inconsistencias 
Se entregaron 7 233 actas con supuestas inconsistencias. De ellas, 1 453 repetidas.

Sin novedades 
5 409 actas no presentaron inconsistencias y otras 340 fueron subsanadas antes del reclamo.

Al recuento 
Se aprobó que 10 actas con inconsistencias numéricas y 21 con falta de firmas se recuenten.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Detienen al responsable de feminicidios que conmocionaron oeste de Venezuela

Teatro Contigo acerca el teatro virtual a personas con discapacidades desde el Ecuador