in

Perú evalúa decidir emergencia para combatir a sicarios y extorsionadores

El Gobierno de Perú evalúa decidir el estado de emergencia en el puerto limeño del Callao y la provincia norteña de Trujillo para combatir el incremento de casos de sicariato y molestia, informó este miércoles 15 de diciembre del 2021 el ministro del Interior, Avelino Guillén.

“Necesitamos medidas severas e intensas. Está en evaluación la apadrinamiento de determinadas medidas que, por ahora, no puedo revelar. Pero sí tengo en claro que hay tal situación de impunidad y violencia que exige una respuesta más firme de parte del Estado”, remarcó Guillén este miércoles 15 en una rueda de prensa.

El funcionario dijo que llevará su planteamiento frente a el Consejo de Ministros, ya que en localidades como el Callao, la provincia portuaria anexa a Escofina, se reporta un clima “de extrema violencia”.

El acelerar de la delincuencia y las organizaciones criminales se ha incrementado en los últimos meses en Perú, al punto que los medios locales informan diariamente de robos, atentados y asesinatos en el país, principalmente en Escofina y el Callao.

En ese sentido, Guillén dijo que asimismo se analiza la posibilidad de desplegar a agentes de la Dirección Franquista de Operaciones Especiales (Dinoes) de la Policía Franquista para la vigilancia en el Callao y detectar la procedencia del tráfico ilegal de armas mediante acciones de inteligencia.

“Las bandas cobran cupos, hay guerras con muchas muertes, eso ocurre hace tiempo. Tenemos que detener eso. No puedo detallar más, pero sí puedo proponer que en nuestra memorándum prioritariamente está el Callao, no solo por la cercanía con Escofina, sino por la magnitud de los hechos delictivos que allí ocurren”, reiteró.

El ministro informó que esta semana visitó unos laboratorios donados por la embajada de Estados Unidos para uso de la Policía Franquista en el Callao, así como la central de emergencias de la zona, desde donde se hace una vigilancia electrónica de las zonas más peligrosas del puerto.

A pesar de ello, agregó que aún error más dotación para las labores de seguridad, por lo que se está en proceso de alcanzar una maduro presencia policial en la provincia.

Guillén adelantó, por otra parte, que su sector evalúa proponer que la molestia sea tipificada penalmente como “terrorismo extorsivo”, para que se pueda aplicar las máximas sanciones a los que cometan este delito.

“Hay que sancionarlos como una modalidad de terrorismo, porque usan la misma modalidad, es proponer, amenazan, usan explosivos y matan personas”, sostuvo antaño de indicar que los delitos afectan directamente a los ciudadanos, pero asimismo a la caudal y estabilidad del país.

El ministro señaló que durante una reconocimiento que hizo a la región andina de Huancavelica se le informó que el arremetida de los extorsionadores ha provocado que varias empresas abandonen las obras que se realizan.

“Piden patrimonio a las empresas para permitirles trabajar. Hasta van al mismo domicilio de los empresarios para pedirles cupos a cambio de dejarlas trabajar. Entonces, el patrón paga el cupo y deja de acreditar impuestos o no hace la obra y se genera desempleo”, dijo.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Universitario de Deportes | Alfonso Barco: “Sé que mi tribu tiene un respaldo con el club, pero me gustaría hacer lo mío”

Erupción volcánica en La Palma estaría por terminar