in

Riobamba, en campaña para reactivar el turismo

Riobamba en tiempo de verano es el eslogan que utilizan los operadores turísticos y el Municipio de esa urbe para difundir su nueva oferta para los visitantes y así reactivarse.

La campaña, que se inició el 1 de julio, consiste en mostrar los productos renovados con los que ahora cuentan los establecimientos turísticos, aprovechando la temporada vacacional en la Sierra y Amazonía.

La oferta se difunde a través de las redes sociales y medios de comunicación. Los técnicos del Cabildo hicieron sesiones fotográficas y videos de los hoteles y restaurantes que forman parte de la campaña.

Los productos turísticos, que ahora se promocionan, se desarrollaron durante los primeros meses de la pandemia.

“En el confinamiento aprovechamos para capacitar a los operadores en una diversidad de temas. Algunos conferencistas fueron operadores de otros sitios que tuvieron éxito con su oferta, así los emprendedores locales se inspiraron para innovar sus productos”, cuenta Cristian Cruz, técnico de la Dirección de Turismo.

Las jornadas de capacitación también permitieron a los propietarios de los establecimientos obtener certificaciones de bioseguridad, como el distintivo Safe Travel, que los puso nuevamente en el mapa del turismo internacional.

Además, ellos modificaron su oferta para encajar con las nuevas preferencias de los visitantes, que fueron identificadas a través de un estudio.

El perfil del “turista pos covid” mostró variaciones en las preferencias de los visitantes. Los técnicos del Cabildo hicieron encuestas y aplicaron otras herramientas de investigación, para identificar el tipo de experiencias que ahora prefieren los viajeros.

Ahora la gente prefiere hacer recorridos de un solo día. Además, eligen las opciones sustentables que combinan la naturaleza y la aventura, explica Cristian Cruz.

Como resultado del análisis, los nuevos productos de las operadoras ahora incluyen recorridos por atractivos naturales cercanos que se pueden hacer en uno o dos días. Las lagunas de Atillo, el desierto de Palmira, la Laguna de Colta, se combinan con visitas al Chimborazo y tours urbanos.

Además, hay ofertas para segmentos especializados. La operadora Samay Geotourist, por ejemplo, amplió su menú para incluir tours familiares, infantiles y académicos.

Ellos ofrecen, para los niños, escalada en un acantilado de roca y campamentos en diferentes sitios de la Reserva de producción de Fauna Chimborazo. Pero su producto estrella es un recorrido para aprender sobre geología en el Chimborazo, el Carihuayrazo, la Cueva de los Tayos, entre otros.

Los principales clientes son los estudiantes universitarios. “Estamos empezando a reactivarnos con nuestra nueva oferta. Este mes hemos recibido la mayor cantidad de turistas desde el 2019”, cuenta Gilma Gordillo, propietaria del emprendimiento.

Según ella, a pesar de que la situación de los emprendimientos turísticos aún es crítica, ya se ha visto una mejora en las reservas y en la llegada de turistas internacionales.

En el primer semestre del año se registró el ingreso de 7 900 turistas a las reservas naturales y a los sitios turísticos urbanos de Riobamba, mientras que, en el 2020, en todo el año, hubo 3 500 visitantes.

Los emprendimientos comunitarios también son parte de la campaña. En el centro de turismo Pucaratambo los recorridos guiados para conocer sobre la cultura Puruhá, las costumbres indígenas y las artesanías tienen más acogida.

Allí los comuneros adecuaron sus instalaciones e invirtieron en la adquisición de insumos de bioseguridad. Se armaron tres tours comunitarios, que incluyen alimentación y alojamiento en cabañas de estilo rústico, construidas con técnicas ancestrales.

Los restaurantes también renovaron su oferta gastronómica. 17 establecimientos incluyeron en su menú platos de la gastronomía internacional preparados con ingredientes andinos como la quinua, la cebada y los chochos.

En Nativa, un restaurante que ofrece gastronomía ecuatoriana, se preparan platillos que destacan los ingredientes originarios de Chimborazo.

Los quinotos, que son una especie de risotto hecho con quinua, y las preparaciones a base de maíz, son algunas de las predilectas de los turistas.

Este es el momento más oportuno para difundir nuestros sabores autóctonos, cuenta César Cabezas, chef y propietario del restaurante.

Según él, se ha observado que en la pandemia surgió el interés por redescubrir estos platos andinos.

No olvide

Los tours especializados cuestan entre USD 120 y 300. Incluyen alimentación, hospedaje y guía turística.

Cuatro proyectos comunitarios también renovaron su oferta. Hay recorridos que cuestan entre USD 15 y 60.

Las actividades en las áreas protegidas tienen distintos niveles de dificultad, desde principiantes a expertos.

El listado de atractivos naturales y establecimientos está disponible en la página web del Municipio.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

La muerte del comediante Sammy Pérez conmociona a los mexicanos

Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 31 de julio del 2021