in

Unicef lamenta que Ecuador detenga reapertura de escuelas

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) lamentó este miércoles 1 de diciembre del 2021 que las autoridades ecuatorianas hayan decidido detener la nueva escalón de reapertura de escuelas por la propagación de la modificación del coronavirus Ómicron.

En un comunicado, Unicef considera que el suspensión “debe ser considerado como última medida” y recuerda que “la evidencia demuestra que las escuelas no son un foco de contagio si se siguen los protocolos de bioseguridad“.

El Tarea de Educación informó el martes 30 de noviembre del aplazamiento del regreso a la presencialidad en aquellos centros educativos cuyos estudiantes no habían retornado a las aulas desde el inicio de la pandemia adecuado a la nueva modificación del coronavirus.

En el anuncio, la Cartera educativa detallaba que el postergamiento de fechas implicaba que hasta el 7 de febrero de 2022 no retornarán a la presencialidad con un extensión del 100% los centros del régimen SierraAmazonía, mientras que el 3 de mayo lo harán los del régimen Costa-Galápagos, ya para el nuevo año laboral 2022-2023, lo que implica que este ultimo seguirá en imaginario hasta entonces.

Y aclaró que los establecimientos educativos tanto fiscales, fiscomisionales (concertados), particulares y municipales que ya tenían aprobados sus Planes Institucionales de Continuidad Educativa (PICES), cuyos estudiantes se encontraban en clases presenciales, seguirán asistiendo a sus centros escolares como lo venían haciendo.

De acuerdo con un nuevo monitoreo llevado a extremo por el Fondo para la Infancia de la ONU, el 70% de los hogares con niños, niñas y adolescentes que están en clases presenciales en Ecuador sostuvo que la reapertura ha sido un proceso positivo o en gran medida positivo.

La investigación reflejó que el 95% de estos hogares conoce los protocolos, y en torno a del 90% aseguró que implementaban medidas como el uso de mascarillas, el distanciamiento físico y el lavado de manos.

Según el estudio, en 9 de cada 10 hogares, los niños han mejorado su estado espiritual con el retorno a clases, y en 8 de cada 10 familias, los escolares se sienten más motivados a asimilar.

De acuerdo con los datos oficiales, los positivos de covid-19 entre estudiantes que han asistido a clases semipresenciales (que combinan la presencialidad con la virtualidad) representa el 0,007%, es sostener, suponen 36 casos de 806 380 estudiantes.

A principios de noviembre la titular de Educación, María Brown, aseguró que el 48% de establecimientos educativos a nivel doméstico ya trabajan en clases presenciales con extensión limitado, lo que representa en torno a de 675 193 estudiantes, y vislumbraba el retorno obligatorio a la presencialidad en el mes de diciembre para todos los centros en el régimen Sierra-Amazonía.

Sin requisa, las nuevas medidas anunciadas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Franquista, entidad encargada de emitir las directrices de la pandemia, afectarán a aquellos centros educativos que tenían previsto regresar en diciembre y enero.

“Hacemos un llamado al COE a revisar la atrevimiento de posponer la reapertura de escuelas. El aventura de que los niños no asistan presencialmente a clases es demasiado stop y se agrava cada día que pasa, en singular para los más vulnerables, quienes están más expuestos a trabajo inmaduro, violencia y explotación“, exhortó el representante a cargo de Unicef Ecuador, Juan Enrique Quiñónez.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Selección Peruana: posibles fechas de los amistosos en presencia de Panamá y Honduras previo a Eliminatorias Qatar 2022

Con una protesta en Rumichaca se exige tolerancia de la frontera