in

COVID-19: Espacios ventilados, el cuarto pilar para la prevención del nuevo coronavirus

A lo largo del primer año de la pandemia de la COVID-19 en el mundo se ha hablado sobre la importancia del uso correcto de mascarillas, el distanciamiento social de más de 1.5 metros y el lavado constante y correcto de manos. Sin embargo, se habla muy poco de un cuarto pilar importante en la prevención del contagio del SARS CoV-2, principalmente en espacios cerrados: la ventilación.

Mantener el aire limpio y circulando es clave para que se reduzca el riesgo de contagio del nuevo coronavirus ya sea en las casas, los lugares de trabajo y el transporte público.

De acuerdo con Hablando Claro COVID (Covid Straight Talk, en inglés), campaña de salud pública liderada de Last Mille, red estadounidense de voluntarios y organizaciones y que brinda guías en inglés y español para reducir el riesgo de coronavirus, enfocado principalmente en la seguridad del aire, “la propagación del coronavirus por el aire y los sistemas de climatización puede parecer alarmante”, pero existen algunos “trucos” que pueden ayudar a mantener el aire limpio.

Lupita D. Montoya, Ph.D. en Ingeniería Civil y Ambiental por la Universidad de Stanford (EE.UU.), investigadora especialista en el estudio de la calidad del aire interior y los efectos en la salud de los aerosoles, menciona que la ventilación es muy importante en ambientes cerrados (casas, centros de trabajo).

“Para mí, la manera fundamental es pensar de dónde viene el coronavirus y a dónde va, cómo lo podemos sacar. La cuestión de la ventilación es que nos puede servir para remover el coronavirus de dentro de un espacio cerrado. El simple hecho de usar una mascarilla reduce más de la cantidad de coronavirus. […] El distanciamiento en espacios interiores no funciona porque una vez que salió el virus en aerosol se distribuye rápidamente sobre todo el lugar ya que son partículas pequeñas”, menciona.

La doctora Montoya menciona que es importante saber que no todas las partículas o los aerosoles son del mismo tamaño, por lo que se debe trabajar con diferentes filtros que ayuden a una limpieza del aire. En el caso del aire acondicionado se recomienda, explica la especialista, uno que pueda filtrar el aire en lugar de recircularlo.

“Es mejor que el aire venga de afuera (de la casa, la habitación), pero si hay filtración, en el aire acondicionado, de buena efectividad, que pueda remover mucho a las partículas pequeñas,  es importante y se puede utilizar”, añade.

Cuando se usa  leña o carbón como medios para cocinar dentro de las casas, la especialista sostiene que, de acuerdo a sus estudios, los contaminantes por combustión hacen susceptibles a las personas a otros contaminantes biológicos, en este caso el nuevo coronavirus.

“He tratado de estudiar esto desde hace tiempo, desde que trabajaba en Perú hace muchos años,  tratar de vincular lo que es la contaminación ambiental, sobre todo del aire, con efectos de salud en cuestiones de interiores donde la gente está produciendo efectos contaminantes por medio de combustión. Por lo general, una vez que están respirando estas partículas de combustión, su sistema está comprometido y después llega el efecto biológico, en este caso el coronavirus, y ahora son más susceptibles a lo que está pasando”, afirma.

La doctora Montoya explica que de acuerdo a estudios que se han realizado en 2020 se ha observado que “mucha de la gente que está muriendo no es solo de causas respiratorios sino por el efecto de la inflamación en muchos sistemas”.

AIRE LIMPIO, MENOR RIESGO DE CONTAGIO

El doctor Enrique Morello Bustíos, neumólogo de la Clínica Ricardo Palma, menciona que “la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que existen dos formas de transmisión del virus: la primera es por contacto y por gotas, con un contacto cercano con una persona infectada a una distancia menor de 1.5 metro que puede expulsar gotas que contienen el virus; estas entran en contacto con las mucosas e infectarnos”.

“Hay dos tipos de gotas, las pequeñas que miden menos de 5 micras y las gotas grandes que miden de 5 a 10 micras”, menciona.

Morello agrega que la otra forma de transmisión es la aérea “que se da por microgotas o aerosoles (menor a 5 micras)”.

“Estas permanecen por más tiempo suspendidas en el aire y pueden recorrer más distancia. Se acepta que este tipo de transmisión por aerosoles por microgotas se da principalmente en ambientes hospitalarios”, sostiene.

El especialista resalta que teniendo en cuenta que la forma de transmisión es por gotas, por vía aérea y por contacto, es fundamental la ventilación.

“Una buena medida para evitar el contagio es tener los ambientes lo más ventilados posible, y usar siempre las medidas de protección ya conocidas por todos, como el uso de una mascarilla adecuada y el correcto lavado de manos”, afirma.

Por su parte, el doctor Jorge Saravia, neumólogo de Clínica Internacional, menciona que “en espacios cerrados es donde hay más cargas virales” por lo que mantener ventiladas las casas y otros lugares es favorable para minimizar el contagio de COVID-19.

“La falta ventilación hace que el virus se quede (en los lugares cerrados) y la carga viral sea más grande”, dice.

El epidemiólogo Jorge Samamé, especialista del Instituto Carrión, resalta que la ventilación permite que “no se concentre el virus de un determinado lugar”. 

EN CASA Y OFICINAS

El doctor Morello menciona que si tenemos una persona infectada en casa “es recomendable que esté en la habitación donde el aire fluye desde zona limpia hacia zona contaminada para evitar la dispersión de estas microgotas y evitar mayor contrajo de esta enfermedad”.

“Los automóviles o el transporte público, al ser ambientes pequeños y poco ventilados, son una zona de riesgo de contagio. Es importante tener la mayor ventilación posible en el transporte público o nuestro automóvil. Si vamos a estar con varias personas, debemos tratar siempre mantener la distancia mínima ideal y con la protección adecuada (mascarilla, careta). Además, sentarnos cerca de una ventana para disminuir el riesgo de contagio”, añade.

El doctor Saravia resalta que se recomienda el uso de ventiladores “siempre y cuando la persona esté dentro de un cuarto”. En el caso del aire acondicionado, menciona el especialista, hay una controversia.

“Se supone que el aire acondicionado puede diseminar el virus, pero por eso se recomienda que este aire acondicionado tiene que estar con todos los filtros adecuados y bien mantenidos para evitar que se contagien las personas. Además, que el desagüe de ese filtro éste hacia afuera de la casa”, agrega.

En la misma línea, el doctor Samamé recomienda que en las casas, las ventanas permanezcan abiertas, principalmente en los espacios donde nos concentramos, por ejemplo, el comedor.

“Deben tener ventilación, pero a través de la ventilación natural, sea ventanas abiertas. No usar ventiladores sino mantener las puertas y ventanas abiertas para que discurra tranquilamente el aire y no se concentre virus dentro de la casa. En los autos, recomiendo que no usen el aire acondicionado porque al ponerlo cerramos las ventanas y no permite que circule el aire adecuadamente”, afirma.

¿VENTILACIÓN NATURAL O AIRE ACONDICIONADO?

El doctor Morello menciona que lo ideal es tener un ambiente que no se cerrado y que tenga ventanas donde circule adecuadamente el aire. Sin embargo, no siempre se pueden tener esas condiciones, por lo que se recomienda equipos que puedan tener un recambio constante de aire.

“De no ser posible, tener equipos con filtros especiales, que garanticen una filtración adecuada de aerosoles superiores al 99. 95%. No es recomendable los aires acondicionados comunes, que recirculan el aire continuamente porque eso va a aumentar el riesgo de contagio”, resalta.

Por su parte, el doctor Saravia añade que los aires acondicionados sin un mantenimiento adecuado pueden propiciar la transmisión del virus.

De igual forma, el doctor Samamé añade que “en los lugares donde no se cuenta con ventilación natural, los sistemas de aire acondicionado no son adecuados porque concentran la presencia de los virus”.

“Lo más recomendable es, si no hay ventanas, abrir las puertas lo más pronto posible para que circule el aire y no se concentre dentro de los hogares o dentro los lugares donde estamos laborando. Cuando ponemos el aire acondicionado, cerramos las ventanas para que se concentre el frío, eso no es lo recomendable. No use aire acondicionado, abra las ventanas o puertas porque tiene que haber un lugar de entrada y de salida del aire”, finaliza.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Coronavirus | India vacunará contra la COVID-19 las 24 horas para acelerar la inmunización

OMS recomienda usar mascarillas de telas que tengan tres capas y sin válvulas durante la pandemia de la COVID-19