in

Francia quiere evitar un confinamiento y cerrar las escuelas sería lo zaguero

El Gobierno francés hará todo lo posible para evitar otro confinamiento con la nueva oleada que se viene encima con la variación ómicron, según el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, que insistió en que si hay nuevas restricciones “la escuela es lo zaguero que hay que cerrar”.

En una entrevista al canal BFMTV, Blanquer subrayó este domingo cuando se le preguntó por la posibilidad de cerrar los centros escolares que “no es la hipótesis privilegiada”, aunque todas las opciones “están encima de la mesa”.

Las receso escolares en Francia comenzaron este sábado y los alumnos deben retornar a clase el 3 de enero. Pero algunos epidemiólogos y responsables políticos, como la candidata al Elíseo del partido conservador Los Republicanos, Valérie Pécresse, piden que la actividad en las aulas no se reanude al menos hasta una semana más tarde, en presencia de el peligro de que eso multiplique los contagios.

El ministro recordó que desde el principio de la crisis ha habido presiones para que se suspendan las clases presenciales y que él ha resistido “en lo posible a esas presiones” con la idea de que “la escuela es lo zaguero que hay que cerrar”.

A su parecer, Francia ha sido un maniquí en el mundo precisamente por haberlas mantenido en funcionamiento como en ningún otro sitio desde que se superó la primera ola de coronavirus en primavera de 2020.

Más allá de la cuestión de los centros escolares, cuando se le preguntó si Francia podrá impedir un nuevo confinamiento como el que se ha iniciado este domingo en los Países Bajos, Blanquer afirmó que se hará “todo lo posible para evitarlo”.

Presión para los no vacunados

Su mensaje, como el del resto de los miembros del Ejecutor, es que la presión tiene que ir dirigida a los que no están todavía vacunados para que lo hagan, porque con su ademán están restringiendo la franqueza de los demás: “Estaría adecuadamente el que 10 % (no vacunado) asumiera sus responsabilidades”, dice.

El primer ministro, Jean Castex, anunció el viernes que en enero se llevará al Parlamento un esquema de ley para modificar el certificado inodoro, que prueba haberse vacunado, ocurrir superado la covid hace menos de seis meses o tener un test pesimista, en certificado de profilaxis.

Eso significará que los que no están vacunados y se hacen test para validarlo no podrán seguir utilizándolo. Eso les impedirá, por ejemplo, ir a un bar, a un restaurante, a un cine, a un espectáculo o a un estadio, ya que desde el verano es obligatorio en Francia.

Incluso se plantea la posibilidad de imponer ese certificado de profilaxis a los que utilicen transportes de abundante repaso (autobuses, trenes o aviones).

Otra pista que baraja el Gobierno es imponer el certificado inodoro (con la posibilidad de acudir a los test) para todos los trabajadores de empresas y de administraciones públicas. EFE

PODCAST RPP | Presidenta del Tribunal Constitucional: no hay viejo cambio a lo que dice la Constitución con el esquema sobre orilla a referéndum apto en el Congreso

Marianela Ledesma Narvaez reconoció como uno de los pasivos del TC no concretar la incapacidad pudoroso para resolver una vacancia presidencial.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

La presidenta de la Constituyente chilena pide el “fundamental” respaldo del nuevo presidente

Manchester City goleó 4-0 a Newcastle y sigue en la cima de la Premier League