in

La inflación y la escasez de efectivo acelera la desaparición de los cajeros en Venezuela

La escasez de efectivo en Venezuela, provocada por la alta inflación, ha hecho que los bancos del país cierren oficinas y reduzcan la cantidad de cajeros automáticos, por lo que los ciudadanos deben hacer a diario largas filas o recorridos más largos para poder encontrar bolívares.

El secretario general de la Federación de Trabajadores Bancarios y Afines (Fetrabanca), Claudio Rivas, explicó que en diciembre de 2019 registraron 7.512 cajeros automáticos en el país, pero un año después quedaban 5.762, lo que representa una caída del 23 %.

“Esa cifra ha mermado por la alta inflación, el tema de la dolarización de facto y por el mantenimiento de esos cajeros automáticos, que necesitan divisas para poder cambiarlos o poder traer las piezas que hacen falta para adecuarlo o hacerle mantenimiento”, señaló.

Cajeros sin funcionalidad

Rivas aseguró que los bancos cuentan con recursos para reparar los cajeros, pero “nada haces con tener el cajero automático en buen estado” si no se proporcionan “las herramientas, como es el efectivo, para poder llenarlo de billetes”. Por eso indicó que, ante la falta de bolívares, los cajeros han perdido funcionalidad en el país caribeño.

“El Banco Central de Venezuela (BCV), cuando reparte (los billetes) a los bancos, a las bóvedas principales, no es suficiente para surtir a todo el país o a todos los bancos”, añadió.

Rivas dijo que la reducción de los cajeros automáticos empezó en 2016, cuando había casi 10.000 unidades en toda Venezuela, pero año tras año esa cifra ha ido bajando.

Según datos de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) -institución que regula a los bancos venezolanos-, en marzo de 2014 había 9.542 cajeros en el país, pero en el último informe publicado, en marzo de este año, reportaron la existencia de tan solo 2.275. 

El efectivo sigue siendo necesario

Aunque la pandemia de la COVID-19 ha hecho que un futuro sin billetes o cajeros esté cada vez más cerca, Claudio Rivas aseguró que en la actualidad siguen siendo necesarios.

“Todos los países tienen una moneda y necesitan el efectivo. Aunque en el futuro a lo mejor vamos a definitivamente quedarnos sin moneda, pero en este instante es necesario y en Venezuela más”, sostuvo.

Rivas añadió que en el país gran parte de los jubilados no usan la banca digital, porque no tienen computadoras o desconocen cómo utilizarlo. “Entonces en Venezuela más aún se necesita el efectivo, para pagar el transporte, la comida, una serie de aspectos que son necesarios para el jubilado”, puntualizó.

Tal es el caso de Gustavo Vásquez, un maestro jubilado de 73 años que ha pasado por seis cajeros automáticos para poder hacer una consulta de su cuenta bancaria.

Vásquez relató que cada vez es más difícil encontrar un cajero automático que además funcione. “Cuando uno más lo necesita o requiere de una consulta bancaria, no se halla. He visitado seis cajeros y ninguno funciona”, agregó. (EFE – Saraí Coscojuela)

Suscríbete a nuestros newsletters

RPP Noticias te ofrece varias opciones para informarte durante la semana sobre temas de tu interés, desde información de la actualidad política y la emergencia sanitaria por la COVID-19, hasta recomendaciones tecnológicas y de entretenimiento. Suscríbete al newsletter de tu preferencia

NUESTROS PODCAST

Informes RPP | El equipo de periodistas de RPP te traen las últimas investigaciones y avances en salud, cultura, ciencia, economía, servicios y sociedad.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Perú en Tokio 2020: Alessandro de Souza apuntó que su participación en fosa olímpica “fue un sueño” y que buscará clasificar a París 2024

Fuerza Compromiso Social alista su Asamblea Nacional para el 28 de agosto del 2021