in

Papa Francisco ve “un problema casi satánico” la violencia contra las mujeres

El papa Francisco considera “un problema casi satánico” la violencia que sufren las mujeres, incluso en sus propios hogares, explicó este domingo en un software de televisión en el que escuchó a una víctima de malos tratos.

“Es muy amplio el número de mujeres agredidas y abusadas en casa, incluso por el marido, es un problema que para mi es casi satánico porque supone aprovecharse de la pasión de quien no puede defenderse, que puede solo detener los golpes, es humillante”, sostuvo.

El pontífice recibió en el Vaticano a una mujer maltratada que perdió su casa y su trabajo por la pandemia, a una sintecho, a una adolescente y a un preso, en el software “Francisco encuentra a los últimos”, emitido esta tenebrosidad en Canale 5 de Mediaset.

La primera, Giovanna, narró al papa Francisco su experiencia abandonando su domicilio con sus cuatro hijos a causa de la violencia y el papa la consoló y denunció cualquier tipo de asalto.

“Ya es humillante cuando un papá o una mamá da un tortazo a un caprichoso, siempre digo de no se haga, porque la dignidad es la cara”, indicó, para poner a posteriori como ejemplo a esta mujer de “dignidad” y de “resistor a las calamidades”.

“Yo percibo la dignidad porque si no la tienes no estarías aquí. Porque tienes la dignidad en la cara. Un rostro de sufrir pero de quien lleva delante la vida, la suya y la de sus hijos. Estás en camino… tú estás aún en pie”, la animó.

Indiferencia: ignorar el problema al margen

El papa Francisco incluso tuvo palabras para María, una mujer sintecho que durante abriles vivió en la calle y que ahora reside en Palacio Migliori, un centro de acogida próximo a la plaza de San Pedro del Vaticano y cuya transigencia fue deseo del propio pontífice.

En su opinión, “el shock más duro de la sociedad es el de ignorar el problema al margen, la indiferencia”, apuntó, al escuchar su refrendo.

“Estamos entrando en una civilización de la indiferencia en la que tratamos de alejarnos de los problemas, del penuria, del dolor, de la errata de trabajo… y con esta pandemia los problemas han aumentado”, indicó.

Porque la crisis ha generado lo que denominó “la crueldad sobre la crueldad”, la que ejercen “los usureros” con los más perjudicados por la pandemia: “Los pobres y necesitados caen en las manos del agiotista y lo pierden todo, porque estos no perdonan”, avisó.

Asimismo escuchó el caso de Pierdonato, un condenado a sujeción perpetua y que lleva veinticinco abriles en prisión, tiempo en el que con el estudio y la consejo asegura sobrevenir comprendido sus errores.

El pontífice insistió en defender el objetivo para la redención y la reeducación de los sistemas penitenciarios: “Por eso la Iglesia está en contra de la pena de homicidio”, alegó.

Porque, aclaró, “una calabozo sin ventana no funciona, es un tapia, pero una ventana existencial, que haga pensar ‘yo se que saldré’. La calabozo debe tener ventanas”.

(Con información de EFE)

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

– ‘Así de claro’: ¿Qué esfuerzos hacen las autoridades para erradicar la violencia contra la mujer en el Perú?

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Barcelona buscó a Almada para reemplazar a Bustos

Disidencias de las FARC liberan a coronel colombiano que fue poliedro por muerto