in

Gianluigi Buffon es eterno en el arco: “Mientras tenga buen nivel seguiré jugando”

Despedirse, por lo pronto, no pasa por su cabeza. Gianluigi Buffon aseguró este miércoles que no tiene intención de colgar los guantes al final de temporada, cuando acaba su contrato con la Juventus, y explicó que “mientras tenga buen nivel” seguirá jugando pese a la edad.

El arquero italiano de 43 años, titular el último lunes en el triunfo ante Crotone por la Serie A, destacó su buen momento y sus capacidades para seguir defendiendo la portería de la ‘Vecchia Signora’.

“¿Continuar? Yo mido el ancho y la altura de mis saltos cada semana: siempre y cuando veo que van bien, sigo adelante… mientras tenga buen nivel seguiré jugando, pero tan pronto como vea que van mal voy a ser el primero en parar”, dijo en entrevista con ‘Sky Sports’.

El veterano futbolista apuntó que “lo más importante” es que afronta lo que resta de temporada en buen tono físico y con mucha confianza. “No llego a este objetivo arrastrándome, sino saltando más y esta es la mayor satisfacción y el mayor orgullo que tengo. Es la forma en que puedes hacer las cosas para marcar la diferencia”, precisó ‘Gigio’.

Gianluigi Buffon, campeón del mundo con Italia en Alemania 2006, vive su decimonovena temporada en la Juventus, a las que suma seis con el Parma, el club de su debut a nivel profesional, y una con el Paris Saint-Germain (2018-19) en su única experiencia lejos del fútbol italiano. Ha ganado 11 Ligas, cinco Copas y ocho Supercopas en toda su carrera, pero todavía persigue levantan la Champions League.

NUESTROS PODCAST

Estudios en Sudáfrica probaron que la vacuna contra la Covid-19 de Novavax no es eficaz contra la variante del virus descubierto en dicho país. ¿Todas las vacunas desarrolladas han presentado los mismos resultados?

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Alemania incauta 16 toneladas de cocaína, la mayor carga de droga hallada en Europa

Las cárceles necesitan humanizarse, dice la Conferencia Episcopal Ecuatoriana tras violentos motines