in

Manchester City goleó 4-0 a Newcastle y sigue en la cima de la Premier League

Los ‘Citizens’ suman 44 puntos, ahora seis más que el Chelsea. El Liverpool, segundo ahora a 4 puntos del líder, juega en el posterior turno del domingo en el contorno del Tottenham (7º).

La semana ha sido espectacular para el City, que el martes había vencido 7-0 al Leeds United. Suma ocho triunfos seguidos en el campeonato y eso le permite soportar las riendas de la clasificación.

La tarea era por lo tanto muy difícil para un Newcastle que es casi nada 19º.

Las ‘Urracas’ lo pusieron todavía más hacedero al líder al ofrecerles en bandeja de plata el primer gol tras casi nada cinco minutos, tras una desidia de entendimiento de su portero Martin Dubravka y su defensa Ciaran Clarke, que permitió al portugués Ruben Dias poner el primero en el grabador.

La aplanadora del Manchester City

El Newcastle fue un simple espectador cuando el además portugués Joao Cancelo firmó el segundo en el 27, con un certero disparo.

El brasileño Gabriel Jesús (52) y Raheem Sterling (57) podrían acaecer sentenciado al regreso de los vestuarios, pero fue finalmente el argelino Riyad Mahrez el que consiguió el tercero, con una voleo en plena carrera (minuto 63), antiguamente de que Sterling pusiera el cuarto y definitivo en el 86.

Una trofeo en un partido sin gran historia para los hombres de Josep Guardiola, que pudo estar en el banquillo luego de un susto el viernes por un test no concluyente, antiguamente de confirmarse que era cenizo al COVID-19.

NUESTROS PODCASTS

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) alertan sobre complicaciones de potenciales contagios por variable ómicron en las semanas venideras. José Pernalete nos dice que en Nueva York y Nueva Elástica hay más infecciones de esa variable.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Francia quiere evitar un confinamiento y cerrar las escuelas sería lo zaguero

Ómicron | En EEUU las grandes empresas se blindan para enredar la variable