in

Tokio 2020 | Inés Melchor y su carrera llena de obstáculos para llegar a los Juegos Olímpicos | Selección Peruana | Atletismo

El 25 de abril está marcado a fuego en el calendario de la peruana Inés Melchor, la mujer más rápida de la historia de Sudamérica en el maratón, pues ese día tendrá una de las poquísimas oportunidades de clasificarse para sus cuartos y últimos Juegos Olímpicos tras superar una dolorosa lesión.

El camino de Melchor hacia Tokio 2020 se ha vuelto una carrera de obstáculos. Después de que una hernia discal la apartase cruelmente de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, la pandemia de la COVID-19 la ha dejado sin competiciones donde lograr la marca mínima para los Juegos, lo que espera conseguir el 25 de abril en Lima.

“Serían mis cuartos Juegos Olímpicos. Me gustaría estar presente ahí y competir una vez más por mi país y estar entre las quince o diez primeras”, apuntó en entrevista a la agencia EFE.

La fondista de 34 años no dejó de tratarse de su incómoda lesión. “Me he recuperado bastante, pero ha habido meses enteros de terapia todos los días. Tener una hernia es bastante molesto porque a veces no puedes ni caminar, pero con terapia y fortalecimiento de abdomen y columna ahora ya no siento molestias”, declaró.

Melchor, dueña desde 2014 del récord sudamericano de maratón con 2 horas, 26 minutos y 48 segundos, señaló que “si antes entrenaba seis horas al día, ahora tengo que dedicar siete horas o más entre la actividad física y el fortalecimiento. Eso me ha ayudado a mejorar”, agregó.

En ese aspecto, el aplazamiento de los Juegos Olímpicos no ha sido del todo malo para la atleta nacida en Huancavelica, pues en ese tiempo ha podido superar esas molestias que le acompañaron hasta el pasado octubre.

“Yo me siento este año más segura de mí misma, más concentrada y los tiempos de los entrenamientos le dan a una la confianza de conseguir la marca. Estoy contenta aunque se hayan dado algunas cosas de forma inesperada”, manifestó.

Cuando el 15 de marzo de 2020 se decretó la cuarentena nacional en Perú mientras el coronavirus se extendía por el mundo, Melchor tenía fijado conseguir la marca mínima para Tokio en el maratón de Daegu (Corea del Sur), una prueba que también fue cancelada por la emergencia sanitaria global.

Correr en la madrugada

Desde agosto volvió a trotar en la calle a horas intempestivas para evitar cruzarse con mucha gente y cumplir con las restricciones impuestas por la pandemia.

“Cada uno de los atletas salíamos a las 4:00 o 5:00 de la mañana y a partir de octubre hemos empezado a entrenar en grupos pequeños, porque en el atletismo es necesario el apoyo mutuo de dos o tres personas en el entrenamiento”, detalló.

Sin embargo, todo esto se detuvo en seco nuevamente en febrero cuando se dictaminó un nuevo confinamiento por la segunda ola de la covid-19 que de nuevo cerró la puerta a los atletas a sus instalaciones de entrenamiento.

La atleta también demandó más apoyo a los fondistas por parte de la Federación Deportiva Peruana de Atletismo (FDPA) para hacer periodos de entrenamientos fuera del país. “Entrenar en Huancayo es accesible, pero para mejorar aún más hay que tener campamentos fuera del país, que normalmente no los hacemos o, si lo hacemos, es un grupo pequeño”, lamentó.

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCAST

Estudios en Sudáfrica probaron que la vacuna contra la Covid-19 de Novavax no es eficaz contra la variante del virus descubierto en dicho país. ¿Todas las vacunas desarrolladas han presentado los mismos resultados?

Newsletter “Fútbol como Cancha”

No te pierdas de ningún detalle del acontecer deportivo nacional e internacional. Suscríbete al newsletter de “FÚTBOL COMO CANCHA”, en el que encontrarás los partidos, los datos y las pepas que debes tener en cuenta los fines de semana.

Written by perú despierta

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Panorama sombrío para Latinoamérica de cara a la “Industria 4.0”

Bolivia: Cinco personas fueron arrestadas por dañar con aceite las patrimoniales ruinas de Tiahuanaco